Cómic y Caña. GLORY, de Aleta Ediciones

Bienvenidos otra vez a CÓMIC Y CAÑA.
Como bien sabéis , esta sección da la oportunidad a nuestros lectores de hablar del cómic que ellos quieran, acompañado de una bebida fresquita.

Yo he elegido los dos números de Glory, publicado por Aleta Ediciones.
Glory. Volumen Uno: La Destructora que fue y será, y
Glory. Volumen Dos: Desgarrada por la guerra.
Y lo he hecho porque la historia me ha sorprendido y mucho.
(Va a ser difícil hablar de esto sin destripar nada, pero allá vamos…)

Glory. Un cómic de Joe Keatinge y Ross Campbell

Gloriana Demeter es hija de la líder de un Clan guerrero de otro planeta y del Rey de una raza muy violenta de lo que, para simplificar, podríamos llamar demonios.
No solo tiene una familia un tanto peculiar, su razón de existir también es especial. Fue concebida como símbolo de paz, como tregua entre las dos razas. Y también como amenaza.
En caso de guerra, Gloriana se merendaría al ejercito agresor.
No exagero. Podría hacerlo con  mucha facilidad.
Gloriana es consciente de que si se descontrola, nadie está a salvo.

Y ahí esta su problema.
Su vida ha sido decidida de antemano. Su función fue elegida por otros, además de llevar demasiado tiempo con esta responsabilidad sobre los hombros.
Así que decide tomar las riendas de su vida y largarse a un planeta joven con mucho potencial. Si, lo adivinaste. Es la la Tierra.

Desde luego, no es el principio de Superman.

Los dos cómics narran la historia de Glory de una manera elegante. No es necesario conocer al personaje, ni a sus compañeros y amigos, o a todo el panteón de héroes EXTREME que hay detrás.
(Yo he llegado a esta historia de refilón, sin mas datos que los del cómic y funciona).

Esta es una historia de amistad, responsabilidad, familias disfuncionales, Imperios Pangalácticos Dimensionales, héroes e HIPERVIOLENCIA.

HIPERVIOLENCIA A SACO.

Glory. Un cómic  hiper violento de Joe Keatinge y Ross Campbell 03

Empecé a leer el Primer Tomo de Glory anoche y no paré hasta terminarme los dos. Enteritos. Ni el sueño ni los codazos afilados de mi novia me impidieron cepillarme toda la historia con ansia.

A medida que lees, disfrutas de unos personajes cuidados y creíbles pese a lo raro de la situación ( Riley Barnes es genial)
La historia y el dibujo que Joe Keatinge y Sophie Campbell nos regalan es una salvajada de buena. Gamberra bestia, salvaje y tierna.

Glory. Un cómic de Joe Keatinge y Ross Campbell. toca correr.

Es como irse de copas con un oso a un concierto Heavy .Que te muerda el hombro arrancando un buen cacho, romperle una botella en la cabeza, zarpazos, tacos, sacarle un ojo, destrozar el local, coseros las heridas con alambre enmedio de un ataque de risa y pedir una ronda de chupitos para todos. Paga el oso.
Creo que me he emocionado un poco, pero cogéis la idea.

Glory ha pasado por muchas manos, las de Rob Liefeld y la de Alan Moore entre otras.
Pero Joe Keatinge y Sophie Campbell la han tratado bien.
Le han dado una historia elegante y divertida.
Bien por ellos y gracias. La he disfrutado cantidad.

Mención a la excelente edición de Aleta Ediciones, bien hecho chicos.

Glory. Un cómic de Joe Keatinge y Ross Campbell. Articulo en cómic y caña de Grafito Editorial

 

Y ahora la caña.
Para acompañar a este par de cómics voy a elegir un par de Blackbells de la cervecería artesana de Alboraya Zeta Beer.
zeta beerEs una Baltic Coffee Porter invernal. Una cerveza con cierto sabor a café que pude degustar hace poco.

Disfruto de las cervezas artesanas, pero no soy muy dado a las mezclas. Si me dicen que el café y la cerveza funcionan juntos, puede que me notes levantar la ceja.

Pero con ella, me ha pasado como con Glory.
Es fuerte y está bien rica. Es una mezcla que funciona MUY BIEN.
Recomendada.

blackbell, cerveza de zeta beer

¡Nos leemos en el próximo Cómic y Caña!
Carlos.

Zeta Beer y Grafito Editorial ¡Vaya tandem!

Ese es el equipo de ZETA BEER, tienes que probar sus cervezas, están super ricas

El equipo de Grafito Editorial se metió en el mundo del cómic para dos cosas:

Hacer amigos y ganar dinero.

Por ahora hemos conseguido una de las dos, y de amigos no nos podemos quejar.
Así que os vamos a presentar a unos muy buenos.

Normalmente con los colegas nos vamos de cervezas, pero en este caso ha sido al revés. Tuvimos la suerte de conocer a la gente de ZETA BEER durante un evento de cómic en Pepita Lumier.

Todo encajó:

Dos empresas jóvenes.
Las dos nacidas en Valencia.
Con un grupo de amigos entusiasmados en sus proyectos.
Pero si incluso hay un Guillermo en cada una.

Las malas lenguas podrían pensar que la verdadera razón de nuestra reciente amistad con ZETA BEER tiene que ver con su enorme almacén de cerveza, sus dispensadores de cerveza fresquita que no paran de sacar nuevas variedades, o que cada vez que nos reunimos sea en su fábrica.

¡No es verdad! ¡Lo negaremos siempre!

Lo que ocurre es que les gusta el cómic.
Y a nosotros la cerveza.

Como sabéis llevamos un tiempo invitando a amigos y aficionados a escribir en el blog de Grafito los artículos de Cómic y caña. En ellos recomendamos cómics junto a su cerveza ideal.

Como veis, la idea de compaginar dos de nuestros grandes hobbies nos viene de lejos.

Y por fin, gracias a los amigos de ZETA, vosotros también podréis hacerlo.
En algunas de las próximas presentaciones de nuestros cómics contaremos con cerveza fresquita ZETA BEER para que disfrutéis doblemente de nuestras historias.

Por nuestra parte los cómics de Grafito esconderán entre sus viñetas algunas de las variedades del catálogo de cerveza zeta. Será como un “buscar a Wally”.

Os invitamos a descubrirlas y pasar un buen rato entre cañas y viñetas.

ESTE ES EL EQUIPO DE GRAFITO EDITORIAL, cómics, novela gráfica... ellos saben lo que buscas

CÓMIC Y CAÑA: BATGIRL

Batgirl ahora es hipster. O algo.
Lo que sea que se llamen los jóvenes modernos ahora.

Portada del cómic Batgirl

DC refresca al personaje de Batgirl y nos trae a una Barbara Gordon recuperada que se muda a Burnside, el barrio modernete de Gotham, algo así entre Brooklyn y Ruzafa.
Allí la chica murciélago retoma sus estudios, y recupera la vida que tenía antes de su lesión, pero en un entorno adaptado a  los tiempos que corren y con nuevos y viejos villanos acechándola.
Todo viene de la mano de Cameron Stewart y Brenden Fletcher al guión y Babs Tarr al dibujo. Esta última se ha ganado con esta obra, una muy merecida nominación al Premio Eisner al mejor entintado de 2015, por unos pinceles frescos y dinámicos en un estilo que bebe del anime y de las tendencias en moda. ¡Ahí es nada!
Las portadas alternativas se enmarcan también dentro de esta nueva estética, destacando las del guionista Cameron Stewart, o las de Cliff Chiang actual dibujante de Paper Girls.

El cómic, que en España nos trae ECC, se enfoca a cautivar a un público joven, está plagadito de referencias a la cultura popular de los 80-90, con lo que no es difícil encontrar guiños a AstroboyJem & the Holograms y sobretodo Sailor Moon.

Pagina del cómic de Batgirl entrando en un bar
Vale Babs Tarr, lo hemos pillado. Te gusta Sailor Moon.

Batgirl jugando al Sailor V en su cómic
Por si acaso, no nos queda claro, nos pone a Barbara y Frankie Charles jugando a Sailor V como hacía Bunny.

Por contaros un poco la historia, en esta especie de renacimiento de Batgirl, sus autores nos retratan un mundo donde las redes sociales son al mismo tiempo herramienta y amenaza para Batgirl. Nos vamos a encontrar con nuevas villanas motorizadas salidas de un anime o con impostores de todo tipo, así como con algunas reapariciones rediseñadas como Livewire o Gladius.
Entre tantas novedades, eso sí, hay cosas que no cambian. El Comisario Gordon está más empanado que nunca y no reconoce a la niña que ha criado ni cuando hace equipo con ella en el segundo volumen.

Algo loable en esta serie es el esfuerzo por trabajar la inclusividad de colectivos poco visibilizados, algo que ya pusieron a prueba en la anterior serie de Batgirl al introducir con Alysia al primer personaje transexual de DC. En esta nueva serie, también veremos relaciones entre personas del mismo género tratadas con naturalidad, alusiones a la discapacidad física y la experiencia de Bárbara con ella, así como personajes de toda variedad de orígenes étnicos teniendo relevancia argumental. ¡Bien hecho DC!

No puedo terminar sin destacar una viñeta de fanservice puro fabulosamente bien integrada en la historia.

Batgirl reconoce el culo de Nightwing en su cómic, esa memoria fotografica...
Mi memoria fotográfica no me falla y ese culo me suena horrores. ¿Dick, tú no estabas muerto?

A la hora de acompañar estas páginas, recomendaría una sidra Somersby, a ser posible la de mora.
No es cerveza, pero es lo que bebe la gente guay en los bares de Ruzafa, y es que Batgirl es muy muy guay.

botella de somersby blackberry

Por Beatriz Albir

CÓMIC Y CAÑA: EL REY DE LA CARRETERA

“Cuando pasó la gran catástrofe, unos pocos elegidos sobrevivieron y construyeron las modernas ciudades donde ahora vivís y donde no os falta de nada. El mejor lugar donde vivir. Pero no todos tuvieron ni tienen la misma suerte.
Hay todo un mundo ahí fuera lleno de peligros de todo tipo:
Ciudades abandonadas…
Criaturas mutantes…
Violentos supervivientes organizados en bandas…

Este es mi mundo. El que traigo cada semana a vuestras pantallas. Jugándome el cuello, viviendo aventuras increíbles y desafiando a la muerte para que disfrutéis sentados en vuestros cómodos sofás”.

“Me llaman El Rey de la Carretera”.

Cómic el rey de la carretera de Ares y Busquet

Así se fuerte empieza EL REY DE LA CARRETERA. Un cómic publicado por Aleta ediciones de la mano del prolífico guionista Josep Busquet y con dibujo apocalíptico de José Ángel Ares.

Un cómic de 90 paginas que acelera desde la primera viñeta, narrando las aventuras de una especie de Mad Max televisivo que nutre de programas a los habitantes de las ciudades del futuro, ajenos a todo salvo el consumo y la diversión. El Rey es de otra pasta, disfruta recorriendo los paramos radioactivos en busca de aventura y pelea.
Hasta que la productora decide un cambio de programación.
Si a esto le sumamos que los “fans” del yermo nuclear quieren conocer a su ídolo y destronarlo nos da un resultado de acción y locura muy agradables de leer.

¿Cual es el veredicto? Es un buen cómic de aventuras. La prueba es después de leer sus paginas apetece más. Es un cómic de acción que funciona y el argumento sorprende. En cuanto al dibujo está lleno de pequeños detalles y guiños al lector. Con suerte veremos una continuación de  Busquet y Ares.
La esperamos con ganas.

Para acompañar esta lectura yo me bebería unas 6 botellas de Fallout Beer, una cerveza pilsner con 4% de alcohol y (por desgracia) sin isotopos radioactivos, que fabrican Carlsberg y Bethesda para el mercado inglés con motivo del juego postapocalíptico Fallout 4.

Le viene que ni pintada.

fallout beer , es la cerveza que necesitas

CÓMIC Y CAÑA: .BABY’S IN BLACK

“BABY’S IN BLACK.” de Arne Bellstorf.
Edita Sins entido.

portada del cómic BABY'S IN BLACK

Los Beatles nunca fueron santo de mi devoción.
Ese rollo de los grupos ingleses de los sesenta me daba urticaria. ¡Qué atrevida es la ignorancia!. Cuando era más joven, me sentía identificado con el clásico Rock’n'Roll de los años cincuenta. Pero sería a principios de los noventa cuando en los cines se estrenó “The BACKBEAT“. Todavía recuerdo la publicidad colgada en los autobuses.

Me quedé con ganas de verla en pantalla grande, y tardaron años en pasarla por la tele. Cuando lo hice, todas mis convicciones acabaron por los suelos y descubrí una dimensión totalmente nueva de la música juvenil. Porque cuando el Rock’n'Roll americano cruzó el charco, llegó a una Europa devastada por la guerra. Porque los adolescentes de entonces (los llamados “niños de la guerra”), que sólo habían conocido las cartillas de racionamiento, crearon sus propias bandas para escapar de un mundo gris y precario. Como los Beatles.

Como los Beatles, cuando llevaban tupé. Y chaquetas de cuero. Y botas. Y se drogaban. Y tocaban en prostíbulos. Y cuando no eran cuatro, sino cinco. De eso hablaba la película. ¿Por qué nadie me enseñó todo aquello?

Para los que no la hayáis visto os recomiendo este “Baby’s in black“, que viene a ser su homóloga en el mundo del cómic. Mientras que en el film se nos presenta (según mi opinión) una versión glamourosa y relativamente distorsionada de la historia de amor entre Stuart (el quinto beatle) y Astrid (la fotógrafa moderna), el libro se acerca más a cómo fueron las cosas DE VERDAD.
Quizás la única pega que le encuentro es que su estilo de dibujo es poco infantiloide, pero tampoco creo que desmerezca a la obra. Si con la película conocí al que hoy es uno de mis ídolos, Stuart Sutcliffe, con el cómic acabé enamorándome de Astrid.

Espero que disfrutéis de este cómic y os invito a visitar tanto mi blog
Como mi fanpage de facebook

imagen de una cerveza guinness
Para acompañar esta lectura, deberíais pediros una pinta de Guinnes.
Si los chicos ingleses bebían cerveza en pintas pues vosotros igual. Nada de botellas ni latas. Una buena pinta de cerveza irlandesa. De grifo. Si volvieran a dejar fumar en los bares os diría que os echarais un cigarrete también, pero como no, pues al menos leed y bebed con algo de Little Richard de fondo.
De nada.

 

Ángel Muñoz

CÓMIC Y CAÑA: Dragon Head

dragonhead
El cómic del que os quiero hablar es Dragon Head de Minetarō Mochizuki. Uno de los cómics más perfectos que he leído. Dejen que me explique. Quizá el género más difícil de escribir sea el del terror… ya que no podemos contar con musiquita estridente, sustos repentinos y demás parafernalia que el cine nos tiene (mal)acostumbrados.
Otro género que siempre mola mucho es el post-apocalíptico y cómo no, las relaciones humanas siempre interesan a todos. Pues Dragon Head une todo esto y el resultado que logra es sensacional.

Dragon-Head-personajes

La sensación asfixiante y agobiante de estar encerrado al inicio del cómic, el terror que proviene de la degradación humana, esa sensación de pérdida total, ni un atisbo de esperanza y el no saber qué está ocurriendo hasta el final (¡son 10 tomos!) pero sobretodo el enorme entretenimiento que supone compartir estas experiencias con los protagonistas.

Para mí, esto es un cómic perfecto, el que logra transmitir tantas y tantas emociones en sus páginas y que te atrapa en su mundo sin soltarte. Hay mucho más, y cada uno aporta algo distinto, pero le tengo un cariño en especial a Dragon Head.

Hitachino Nest XHCAÑA: Y qué mejor que acompañarlo de una cervecita fría bien bien negra. Oscura y espumosa. De sabor fuerte. A poder ser japonesa para una mayor ambientación. He buscado pero no encuentro para comprarme una… snifff Creo que una de las más famosas es Hitachino Nest XH.

Saludos,

Balen

Podéis leer algunos de mis cómics cortos en www.balen.zukate.com

CÓMIC Y CAÑA: SECONDS

A pesar de que oficialmente estamos en Otoño, por las tierras del Turia todavía el verano nos está fustigando con sus últimos latigazos. Aún así, ya va siendo hora de ir haciéndose a la idea de que el invierno está a la vuelta de la esquina y para ello nada mejor que hacerlo mediante la lectura de un cómic como es Seconds, del canadiense Bryan Lee O’Malley y saboreando una refrescante cerveza Satan Red.

CÓMIC
Seconds
Guión y dibujo: Bryan Lee O’Malley.
Ayudante de dibujo: Jason Fischer.
Rotulación original: Dustin Harbin.
Color: Nathan Fairbairn.
Edita DeBolsillo.

portada del cómic SECONDS de Bryan Lee O’Malley

O’Malley no es un desconocido por los aficionados de las viñetas hispanos. Allá por el 2010 ya obtuvo una gran repercusión por su anterior obra Scott Pilgrim VS The World, una epopeya de 6 tomos en la que aquellos que crecimos envueltos en la cultura pop de los 90 nos regocijamos enormemente, más aún cuando su adaptación cinematográfica dirigida por el siempre genial Edgar Wright vio la luz, a pesar de que pasó bastante desapercibida en la cartelera española.

Si bien esta última obra de este artista canadiense ha pasado también algo desapercibida no por ello implica que sea menos interesante. En Scott Pilgrim Bryan nos hablaba, entre otras cosas, de las tribulaciones que sufre un chaval de 20 y pocos años. Seconds supone una continuación de esa premisa, en esta ocasión nos habla del acercamiento a la treintena de una chica.

Seconds es la historia de una joven chef llamada Katie la cual es la propietaria de un restaurante con un nombre homónimo al de esta obra. Dicho restaurante lo montón en principio con unos amigos pero al cabo de unos pocos años se encuentra en total decadencia ya que todos los miembros originales del local han ido yéndose con el tiempo y han sido sustituidos por otros. Además la vida amorosa de Katie tampoco ha ido muy bien últimamente por lo que decide enfocarse en el proyecto de fundar un segundo restaurante y traspasar su propiedad del Seconds con tal de cambiar de aires. Sin embargo, una noche descubre que en su restaurante habita un espíritu el cual le dará una segunda oportunidad para corregir su vida Lo que Katie no sabe es las consecuencias que esa elección acabarán revertiendo en su vida…

personajes de el cómic SECONDS de Bryan Lee O’Malley

Mientras en Scott Pilgrim predominaba la épica típica de los videojuegos de géneros como el RPG, de peleas o el plataformas, en esta obra O’Malley nos ofrece una mezcla entre la cultura gastronómica y lo sobrenatural. Y todo ello aderezado por los típicos guiños a la cultura musical y de los videojuegos de los 90 que el autor ya nos hizo denotar en su anterior obra, un trabajo de color y de fondos magnífico que ayuda mucho a introducirnos en el ambiente otoñal e invernal de la obra y un diseño de personajes muy interesante y de los que hacen que te enamores de ellos. Quizás como pega le pondría que algunos capítulos llegan a hacerse un tanto estomagantes en cuanto al ritmo de la historia, pero merece la pena llegar hasta el final. Recomiendo fervientemente su lectura, tanto para los que ya conocen al autor por sus trabajos anteriores como a los que acaban de conocerle.

Ah, y a los que hayáis leído Scott Pilgrim os digo que tanto Scott como Ramona hacen un cameo en este cómic. Eso sí, no os digo donde ;)

CAÑA
Satan Red

Os habría recomendado una cerveza canadiense ya que habría sido lo apropiado debido a la nacionalidad del autor de Seconds, sin embargo no he querido caer en la redundancia y por ello os traigo una cerveza belga como es la Satan Red. Es una cerveza de alta fermentación con segunda fermentación en botella, de color ámbar rojizo, olor metálico y de sabor al comienzo dulce pero con un final agrio. Tiene una graduación de alcohol del 8% así que es recomendable comer algo previamente no vaya a ser que cometas alguna locura…a no ser que cuentes con la ayuda de un espíritu que pueda concederte una segunda oportunidad.

Comic SECONDS dibujado por Bryan Lee O’Malley

Bon appétit.

Daniel Bartual

LO PRIMERO QUE ME VIENE A LA MENTE. Comic de Juaco Vizuete

LO PRIMERO QUE ME VIENE A LA MENTE
de Juaco Vizuete (Edit. Astiberri)

Hay dos tipos de creadores: por un lado, los que inventan las historias que les hubieran gustado vivir a ellos y, por otro, los que se basan en sus experiencias autobiográficas. Entre los autores de cómic valenciano esta división ha estado más o menos clara desde siempre. En el primer grupo, encontrábamos nombres como los de Mique Beltrán (La pirámide de cristal, Macao) o Daniel Torres (Opium, La estrella lejana), con sus aventuras escapistas; mientras que otros dibujantes, como Sento (Velvet nights, Un médico novato), preferían ceñirse  a la realidad de cada día.

Con la nueva hornada de autores (como el colectivo de artistas surgido de Los 7 monos) sucedió lo mismo: mientras que algunos, como Victor Santos (Los reyes elfos, Pulp heroes) o Jordi Bayarri (Entre Tinieblas, Magia y acero) recurrían a diversos géneros (como la fantasía épica, la ciencia-ficción o la novela negra) para contar sus historias, otros autores, como Sergio Córdoba  (Freaks in Love, Malas tierras) optaban por historias realistas, basadas en sus experiencias personales. Y llegamos a Juaco Vizuete, el autor alicantino, una auténtica rara avis, que rompe con esta tradicional tendencia, aunando ambos tipos de historias en su obra tebeística.

Juaco se dio a conocer a finales de los 90 con  “El resentido”, que partía de una experiencia íntima y personal entremezclada con elementos inventados.

Después se alejó de esa tendencia, bien para hacer obras de encargo como “Julito, el cantante cojito” o “Nuevas hazañas bélicas” (ambas con guiones de Hernán Migoya), bien para  experimentar y homenajear los referentes comiqueros adquiridos a lo largo de toda una vida de lecturas, como hizo en esa obra llamada “El experimento”.

Y ahora regresa al primer plano mediático con una obra tejida de sentimientos, llena de recuerdos personales, llamada “Lo primero que me viene a a la mente”. En realidad podía haberse titulado “Lo que me sale del bolo” (pero ése ya estaba cogido), “Aquellos desagradables años” o “Cuéntame lo que no pasó”.

En esta obra encontramos al Juaco de sus inicios, el mismo de “El resentido”, con una historia que le brota de dentro. Eso se nota, claro que se nota. Pero con un dominio a nivel narrativo mucho  mayor, el mismo que ya mostraba en su excelente cómic  “El experimento”, obra que pasó desapercibida para la gran mayoría.

Viñeta de el comic LO PRIMERO QUE ME VIENE A LA MENTE de Juaco Vizuete

Al leer el título –a mí me pasó–, uno piensa que se va a encontrar con una historia egomaníaca, llena de chistes privados, para disfrute de él mismo y de sus cuatro allegados, donde el autor exorcizaría sus demonios internos. Hay muchos cómics y novelas onanistas que caen en ese mismo error.

Pero Juaco Vizuete es un autor inteligente y no escoge ese camino fácil. Utiliza algunos elementos autobiográficos pero sólo como punto de partida, como resorte de activación, colocándolos en medio de muchas invenciones, desdibujando la realidad misma, resultando difícil discernir qué pasó de verdad y que es ficción; haciendo más atractiva la historia que nos quiere contar.  ¿Y cuál es ésta? No es fácil de resumir en pocas palabras. Algunos, tras la lectura de esta novela gráfica apaisada, pueden decir: ¿la pérdida de la infancia? Quizás. ¿El hacerse mayor, sin que uno se de cuenta, poco a poco? Puede ser. ¿El sinsentido del comportamiento de los adultos? Sí, eso también. No se puede explicar la trama sin destriparla. Y no lo voy a hacer, porque ya lo han hecho diversas reseñas que pululan por la blogosfera. Pero a mí, como lector, me gusta no saber lo que me voy a encontrar ante una obra nueva, verla sin ideas predefinidas. En esta sociedad hiperconectada, es muy difícil volver a tener esa experiencia de lectura pura (en el caso de un libro o un cómic, o del visionado, en el caso de una peli); sin que los trailers o las reseñas que circulan por la red de redes te hayan contado el 80% de lo que pasa.

Lo primero que me viene a la mente” es una obra fruto del paso del tiempo, elaborada a fuego lento por Juaco, que reflexiona sobre ese mismo hecho: la rapidez con que pasan los días, la fugacidad de la vida, el tránsito de la infancia al mundo adulto. Requiere de una lectura sin prisa, pero sin pausa.

comic LO PRIMERO QUE ME VIENE A LA MENTE de  Juaco Vizuete

Ahora que los de nuestra generación, nacidos a principios de los 70, comenzamos a tener descendencia, y miramos hacia atrás (sin ira) con nostalgia, comparando nuestra infancia con la de nuestros vástagos, está bien que no todo sea una mirada idealizada. Juaco Vizuete no ha hecho este cómic para aprovecharse del tirón mediático del rentable “Yo fuí a EGB”. De hecho, se puede decir que este cómic es como su “reverso tenebroso”, como la cara B del antiguo cassette. Y contar a las nuevas generaciones que no todo era tan guay en la España democrática post-franquista. Que, a veces, el tigretón o la pantera rosa te caían mal y te hacían una bola en el estómago. Que el ambiente estaba enrarecido (sin llegar al nivel de las pelis de Lynch), sin que supieras muy bien por qué. Que los adultos, quienes parecía que lo sabían todo y lo tenían bajo control, en realidad tampoco poseían todas las claves de la existencia. Que el tesoro que encontrabas por sorpresa en el cajón de tu hermano, no eran lingotes de oro, sino una revista con fotos de mujeres desnudas: una invitación a un mundo extraño y desconocido, el de los adultos, en el que, por un lado, querías entrar, y por otro, te repelía.

Juaco nos ha hecho viajar en el tiempo; pero, en vez de una magdalena, él se ha servido de un tarro de Nocilla para evocar ese pasado reciente, aunque cada vez nos resulte más lejano.

Otro acierto de esta obra es la combinación de voces. La del narrador, con un tono poético-nostálgico, se intercala con los diálogos naturales y espontáneos de los dos hermanos protagonistas.     En cuanto al formato apaisado, debo decir que sorprende un poco al principio, pero en cuanto entras en la historia, ya te olvidas de ese curioso detalle.

En definitiva, una lectura muy recomendable, que no debe asustar por su gran número de páginas (más de trescientas), ya que se leen de un tirón, como en un suspiro.

No me extrañaría nada que, en un futuro cercano, esta obra que habla del pasado esté nominada a los premios más importantes del mundillo comiquero español.

Eso es lo que necesitamos: menos cómics de la Guerra Civil y más del 23-F. Gracias, Juaco, por mostrarles el camino a los que vienen detrás.

Reseña por Andrés Carrión