Buckson: la medicina del futuro.

7 abril, 2020
Compartir
El futuro de la medicina en cómic

Si te gusta el género negro, la medicina y la ciencia ficción, BUCKSON es un cómic que está hecho para ti.
Imagina que David Cronemberg hubiese dirigido una película que mezclase Uno de los nuestros y El fugitivo. El resultado no andaría muy lejos de la obra que han creado sus autores Víctor Araque y Rocío Estepa.

Yannick, nuestro protagonista, es un estudiante de medicina que vive en un futuro cercado, dentro de 20 o 30 años de nuestro tiempo. El país vive una gran recesión económica, la gente no encuentra trabajo y la delincuencia organizada crece.
Este podría ser nuestro futuro si no fuera por un elemento diferencial:
en el futuro muchas máquinas serán sustituidas por animales mutados.

Empecemos por aclarar algunos conceptos básicos.
La mutagenética es un campo científico a través del cual se diseñan organismos en laboratorio para realizar determinadas funciones. Para que nos entendamos, usar seres vivos mutados que puedan emplearse como herramientas.

Te pongo un ejemplo, tú podrás ir al Corte Inglés a por una cafetera Nespresso y encontrarte con que está viva y funciona con cápsulas.

¿Qué es un BUCKSON y cómo funciona?

Su biología

El organismo que llamamos «Buckson» es el otro gran protagonista de esta historia ya que en torno a él giran todos los acontecimientos de la novela.

Su función es la de asistir en quirófano con funciones anestésicas y sedantes mediante la transfusión de sangre con el paciente. Los encargados de manipular a estos organismos son los futuros anestesistas.

El futuro der la anestesia se llama Buckson

Físicamente está basado en un tarquígrado, algo que es fácilmente reconocible por su piel rosada, con protuberancias y venas en todo su cuerpo. Esto le da un aspecto desagradable que dificulta su comercialización.
De cuerpo gomoso y gelatinoso, no posee sistema óseo por lo que no se sostiene sobre sí mismo y dada su flexibilidad puede adaptar su cuerpo a cualquier tipo de superficie y espacio.

Sus extremidades son 6 tentáculos con los que se adhiere como una ventosa al cuerpo del paciente.
Debido a su peso y la poca masa muscular de sus extremidades su movimiento es muy limitado por lo que prácticamente solo puede adherirse al portador.

El organismo Buckson succiona la sangre mediante una especie de lengua con forma de gusano que conecta a la vena aorta. La filtra a través de un largo órgano de limpieza (el 80% de su composición es este órgano).
Según la maniobra que efectúe el anestesista, el organismo liberará en la sangre sedante o estimulante antes de devolverla al cuerpo del portador, de manera que estabiliza al paciente preparándole para su intervención quirúrgica.

Diagrama de un BUCKSON, uno de los últimos avances en la medicina gracias a la genética

Su tiempo de vida sin estar conectado a un portador es muy escaso por lo que podremos ver cómo es transportado de un lugar a otro conectado al mismo anestesista. Perder un poco de sangre es un pequeño precio a pagar a cambio de la tremenda utilidad de este ser.

El uso continuado del líquido anestésico de un Buckson puede hacer que el sujeto se vuelva inmune a sus efectos de letargo.

Su inventor.

El nombre de este organismo viene dado por el de su diseñador John F. Buckson. Su investigación en mutación sanitaria fue financiado por la empresa Borts-anto, propietaria de las patentes y derecho exclusivo de explotación del Buckson.
Sus investigaciones le otorgaron el Nobel de medicina y supusieron la base de la llamada «revolución sanitaria» del S. XXI.

John F. Buckson, inventor de los Buckson el futuro de la medicina.

Su trabajo se desarrolló en tres líneas de investigación:
– intervenciones quirúrgicas (anestésicos y estimulantes)
– combatir enfermedades degenerativas
– cuidados paliativos

Tomaron ADN de diversas especies animales, basándose principalmente en la familia de los ixodoideos (garrapatas) que servirán como filtradores sanguíneos en el cuerpo del portador.

Los organismos desarrollados en laboratorio tienen como grupo sanguíneo 0 negativo para evitar incompatibilidades con el portador.

El proceso consiste en que el organismo parásito actúa como filtrador de la sangre del paciente, elimina microorganismos nocivos de la sangre y a la vez introduce sedantes y estimulantes generados por el Buckson.

Hacemos notar que se ha generado un mercado negro sustituyendo el tráfico de drogas clásico. La manipulación genética fuera del laboratorio está causando grandes estragos en la población siendo uno de los principales problemas de la sociedad actual.

El cómic

En un mundo donde se utilizan seres mutados como herramientas, un estudiante de medicina se plantea trabajar para su antiguo profesor en una clínica con un único cliente, la mafia.
Lo que parecía dinero fácil se convierte en una trampa en la que le usarán de peón para un golpe de estado dentro de la familia.
Al verse completamente arrinconado Yannick decide que, si van a acabar con él, los arrastrará a todos consigo.

Puedes comprar tu cómic BUCKSON aquí.
Te lo mandamos a casa gratis por 16€
O si lo quieres leer en digital, lo tienes por solo 3€.
Anímate que es un cómic estupendo.