CÓMIC Y CAÑA: BATGIRL

Batgirl ahora es hipster. O algo.
Lo que sea que se llamen los jóvenes modernos ahora.

Portada del cómic Batgirl

DC refresca al personaje de Batgirl y nos trae a una Barbara Gordon recuperada que se muda a Burnside, el barrio modernete de Gotham, algo así entre Brooklyn y Ruzafa.
Allí la chica murciélago retoma sus estudios, y recupera la vida que tenía antes de su lesión, pero en un entorno adaptado a  los tiempos que corren y con nuevos y viejos villanos acechándola.
Todo viene de la mano de Cameron Stewart y Brenden Fletcher al guión y Babs Tarr al dibujo. Esta última se ha ganado con esta obra, una muy merecida nominación al Premio Eisner al mejor entintado de 2015, por unos pinceles frescos y dinámicos en un estilo que bebe del anime y de las tendencias en moda. ¡Ahí es nada!
Las portadas alternativas se enmarcan también dentro de esta nueva estética, destacando las del guionista Cameron Stewart, o las de Cliff Chiang actual dibujante de Paper Girls.

El cómic, que en España nos trae ECC, se enfoca a cautivar a un público joven, está plagadito de referencias a la cultura popular de los 80-90, con lo que no es difícil encontrar guiños a AstroboyJem & the Holograms y sobretodo Sailor Moon.

Pagina del cómic de Batgirl entrando en un bar
Vale Babs Tarr, lo hemos pillado. Te gusta Sailor Moon.

Batgirl jugando al Sailor V en su cómic
Por si acaso, no nos queda claro, nos pone a Barbara y Frankie Charles jugando a Sailor V como hacía Bunny.

Por contaros un poco la historia, en esta especie de renacimiento de Batgirl, sus autores nos retratan un mundo donde las redes sociales son al mismo tiempo herramienta y amenaza para Batgirl. Nos vamos a encontrar con nuevas villanas motorizadas salidas de un anime o con impostores de todo tipo, así como con algunas reapariciones rediseñadas como Livewire o Gladius.
Entre tantas novedades, eso sí, hay cosas que no cambian. El Comisario Gordon está más empanado que nunca y no reconoce a la niña que ha criado ni cuando hace equipo con ella en el segundo volumen.

Algo loable en esta serie es el esfuerzo por trabajar la inclusividad de colectivos poco visibilizados, algo que ya pusieron a prueba en la anterior serie de Batgirl al introducir con Alysia al primer personaje transexual de DC. En esta nueva serie, también veremos relaciones entre personas del mismo género tratadas con naturalidad, alusiones a la discapacidad física y la experiencia de Bárbara con ella, así como personajes de toda variedad de orígenes étnicos teniendo relevancia argumental. ¡Bien hecho DC!

No puedo terminar sin destacar una viñeta de fanservice puro fabulosamente bien integrada en la historia.

Batgirl reconoce el culo de Nightwing en su cómic, esa memoria fotografica...
Mi memoria fotográfica no me falla y ese culo me suena horrores. ¿Dick, tú no estabas muerto?

A la hora de acompañar estas páginas, recomendaría una sidra Somersby, a ser posible la de mora.
No es cerveza, pero es lo que bebe la gente guay en los bares de Ruzafa, y es que Batgirl es muy muy guay.

botella de somersby blackberry

Por Beatriz Albir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>